sábado, 22 de noviembre de 2008

PSICOLOGÍA - PROCESO SENSORIAL – SEXTO SENTIDO - INTELIGENCIA

Capítulo 33 Perspectiva Distinta xq4tmu 2da. Edición.

Continuación del tema “INTELIGENCIA” de la 1ra. Edición Interpretación personal.-


Para hilvanar el pensamiento, digámoslo en una forma simple, es imprescindible el aspecto psicológico - espacio temporal - y el aspecto psicológico se desarrolla en un medio y entorno específico y con los sentidos sensoriales y la memoria humana.


La memoria sin estímulos no se activa o no procede psicológicamente; y los estímulos más comunes y directos de la memoria, son los cinco sentido sensoriales.
Si naciera una persona sin ninguno de los 5 sentidos – vista, oído, tacto, gusto y olfato - no podría desarrollar el aspecto psicológico del que se conoce e interpreta en el hombre. En ese caso, quizás, una persona que nazca sin los sentidos sensoriales comunes, podría desarrollar un aspecto psicológico distinto; y si lograra pensar, también sería una forma muy diferente. Podría lograr una planificación psicológica cerebral estimulada por la exploración de su propio cuerpo físico; de su torrente sanguíneo; en sus órganos; en sus células; pero con un aspecto sensorial distinto, porque su psicología, mente y memoria, no conocerían lo que es ver, oír, oler, palpar, gustar, en los términos psicológicos conocidos. Quizás sienta, pero de otra forma; quizás vea, pero de otra manera; en este caso, con una dimensión distinta de percepción extra-sensorial y de asimilación del registro de aquellos signos de vida. 


Diferente podría ser el resultado, que en una persona que ya ha alcanzado su pleno desarrollo físico – sensorial, se le interrumpa en un momento dado todo el proceso de los 5 sentidos; e indudablemente, tendría registrado un aspecto psicológico y memoria de la experiencia vivida basada en sus sentidos sensoriales que había tenido.


Una persona sin los 5 sentidos: ¿Soñará oníricamente? ¿Soñará lo que sueñan las personas comunes y corrientes? ¿Soñará un espectro de un aspecto dimensional distinto? 


Cuando hablamos en la forma común de un sexto sentido, llevamos consigo un aspecto de los cinco sentidos elementales. Por ejemplo para interpretar un sueño onírico, o cualquier facultad especial, es imprescindible precisar del aspecto sensorial de los cinco sentidos registrados en la psicología y en la memoria.


Un sexto sentido puro, quizás es difícil siquiera pensarlo intelectualmente porque no está registrado – o estudiado y explorado - en la psicología y en la memoria humana.
Otra cosa distinta son las facultades especiales fuera de lo común, pero éstas, igual llevan consigo al aspecto de los 5 sentidos para su manifestación e interpretación.


Un sexto sentido puro, quizás sea lo que una persona perciba de Dios y todas sus naturalezas dimensionales. Pues bien, por ello que sea su nombre y aspecto indescifrable e impronunciable; simplemente es, como si fuera el Todo. Y las personas que logran percibirlo, es algo grandioso que no se puede explicar con palabras.


La psicología espacial y biológica de los animales siendo distinta a la del hombre, pudiera dar origen, en muchos casos, a un sexto sentido puro.
Los delfines por ejemplo, con sus cerebros mayores al del humano, de una inteligencia distinta, quizás posean un sexto sentido puro. 


El hombre, por lo general, trata de comunicarse con los animales y se confunde al fundamentar su investigación en su particular y propia psicología y sus aspectos sensoriales comunes; y en base a eso, también califica y mide la inteligencia de aquellos animales, y los compara con su singular tipo de inteligencia; y es por ello, que cataloga a un primate chimpancé, como el más inteligente después del hombre, porque paradójicamente, éste es el más parecido al mismo hombre. Eso, es un error, precisamente por la ignorancia de lo que es un sexto sentido Puro. Pues bien, no podríamos saber, desde ese punto de vista, cual es más inteligente: El Delfín, el Chimpancé, la abeja…


Es posible que a los especialistas, en sus estudios y análisis, le suceda alguna contradicción o confusión: Por ejemplo, si la mosca doméstica, pudiera tener la posibilidad de medir algún tipo de inteligencia, podría decir lo siguiente: La especie más inteligente de los seres vivientes es “la Mosca común”; y después de ésta, vendría otro tipo de mosca color azul, como la especie siguiente más inteligente, porque también se parece mucho al tipo de mosca primera; y el animal menor llamado hombre que contribuye al desequilibrio y a la sobrepoblación de moscas, es un animal que también mata a las moscas; por lo tanto, posee un nivel de inteligencia muy inferior al de las moscas. 


Moraleja proveniente de la común comparación y semejanza hombre – chimpancé.


No necesariamente medir la inteligencia significa únicamente asociar tipos de especies similares físicamente y afines en sus comportamientos, porque ello, limita la investigación como para llegar a conocer y dimensionar, en el sentido más amplio, la inteligencia. 


Quizás, animales, insectos y vegetales, posean perfectamente algún sexto sentido o varios otros.
El hombre y su ciencia común, además de calificar y medir a los animales y también a las plantas vegetales, los ve muy lejos y disminuidos de inteligencia y vitalidad. No comprende bien aun, como encaja un modesto componente viviente o inanimado en el rompecabezas de su grandiosa máquina humana. Sólo ve, la mecánica física, química y biológica, y no lo que podría ser perfectamente lo esencial, vital y primordial de un sexto sentido extra dimensional.
No necesariamente, el sexto sentido tendría que ser una facultad manejable a voluntad directa mental, psicológica y consciente del hombre. Como bien puede ser, el sexto sentido puro, tendría que ser algo mayor y simple al mismo tiempo; pero indescifrable intelectualmente. 


La inspiración, que es una facultad, es posible plasmarla en los pensamientos mediante la psicología, memoria y los sentidos sensoriales comunes. Sin estos elementos, la interpretación de la inspiración se hace difícil para el tipo de psicología que utilizamos; y de ser así, ese tipo de inspiración tendría cabida en otro ámbito o, en otra dimensión de vida.
La inspiración, podría ser una señal transmisible como una onda electromagnética. Y el electromagnetismo micro-macro-cósmico de la naturaleza y sus aspectos extra dimensionales, aun, están más allá de una total comprensión humana.
Un sexto sentido puro, puede ser aquel que no depende de otros sentidos, como por ejemplo la vista, que no necesita el oído para manifestarse; no se necesita oler para escuchar; no se requiere palpar con el tacto para sentir el gusto. Aunque es indudable, que en alguna medida los sentidos se relacionan unos a otros en la interpretación psicología humana espacial tridimensional, pero aún así, están claramente definidos.
Lo que indicaría que si una persona, nace en un lugar distinto y sólo con la facultad de ver, desarrollaría una psicología diferente y de acuerdo a todo lo que ve y registra.


Quizás, habría que ampliar el horizonte de la estrechez en que se vive hoy en día, y poder investigar y experimentar lo que podría ser: Una inteligencia más amplia; una capacidad distinta; un sexto sentido.
Bajo parámetros más amplios, se podría ver que, en los vegetales, en los insectos, en los animales y en el mismo hombre, podría existir un sexto sentido puro o aspectos que no se consideran como otros tipos de inteligencia.


Hay insectos que emiten luz propia; hay animales que detectan la composición de un objeto a gran distancia; hay vegetales que curan enfermedades casi milagrosamente; hay animales que perciben las variaciones climáticas; hay animales que clonan reemplazando órganos; hay insectos que transmutan la metamorfosis; y muchos otros en donde podría existir un componente de inteligencia superior. Así, más allá, también en toda la naturaleza, la Tierra – o Madre Tierra, los planetas, el Universo y otras dimensiones... 


El hombre, se considera a sí mismo como el más inteligente del mundo, pero, con su inteligencia no puede lograr facultades que experimentan insectos, animales, inclusive vegetales que viven en armonía con la naturaleza. Aunque no se puede desconocer su empeño y ahínco en lograr aquellas capacidades que los otros seres ya poseen desde hace mucho. Patéticamente, el individuo humano reconoce que sería mucho más inteligente y poderoso logrando aquellas facultades que poseen los otros seres “menores” vivientes; aunque paradójicamente, no puede y no admite que precisamente la inteligencia está en todos y en la multiplicidad de la Unidad del Todo, incluidos insectos, plantas, árboles, animales, el hombre, la Tierra, la naturaleza, el Cosmos… 


No necesariamente, una inteligencia superior o sexto sentido, tiene que ser medido con la vara común psicológica e intelectual humana; así como aquella inteligencia incluye al mismo hombre dentro de un contexto mucho más amplio, la medición o percepción de ella, tendría que ser en sí misma, muy amplia y especial en cualidades y parámetros. Por ejemplo, no necesariamente aquella inteligencia tiene que ser como la que se ve en un espectáculo en un teatro, en un cine o en un laboratorio, en donde los “superhombres” ofrecen proezas “mágicas” físicas e intelectuales a los espectadores.


Eso querría decir que aquella inteligencia, debería escapar a todo aquello que el hombre percibe intelectualmente con sus comparaciones y mediciones usuales; porque como ha podido verse, da la impresión que quisiera resolver de una vez, un problema que no ha podido comprender del todo. Es como la típica pregunta que le hace un niño a su profesor en el colegio, y éste debe responder con algo metódico y estrictamente claro e invariable; de lo contrario, el profesor no sería catalogado como tal; o sea, las respuestas deben ser concluyentes y prácticas, aunque éstas en el fondo, no sean la verdadera realidad de lo que aquel niño percibe y querría saber. 


Eso indicaría también, que siendo las bibliotecas tan importantes, no contienen todas las respuestas y experiencias de la vida humana...
¿TIEMPO?


Lo que le permite al hombre pensar que el tiempo tridimensional existe, es el aspecto psicológico, los sentidos sensoriales y la memoria. Es más, al no existir la memoria, no existe transcurso psicológico del tiempo. Otra cosa, son los relojes biológicos y electromagnéticos que pueden determinar ciertas acciones de periodicidad de acciones químicas y espaciales de los ritmos de la naturaleza... xq4tmu³ p≠©²

Continúa en la segunda parte...

viernes, 21 de noviembre de 2008

¿SOMOS ANIMALES PENSANTES Y SUPERIORES?

PENSAR


¿SOMOS ANIMALES PENSANTES Y SUPERIORES?

Capítulo 34 Perspectiva Distinta xq4tmu 2da. E.
xq4tmu p≠© JJO.


Continuación del tema “INTELIGENCIA”
TEMA “INTELIGENCIA” QUE PROVIENE DE LA PRIMERA PARTE



Muchos dicen, que el hombre es el más inteligente porque es el único que piensa y razona. Tal comentario de hoy en día, razonablemente puede ser discutible. Si todas las personas razonaran, el mundo sería casi perfecto. Razonar, en el sentido común, no es más ni menos que pensar; y si pensar puede denominarse una capacidad única que determina un gran nivel de inteligencia, puede ser muy debatible. Pensar, en los términos generales humanos, no es más ni menos que una maraña o paquete de virutilla de una variedad de signos, impulsos y registros alojados en la memoria y en la psicología mental y que el cerebro se encarga de procesar y con sus múltiples combinaciones y comparaciones. Es indudable, que en el comportamiento humano, se ha podido ver que algunas personas llegan a pensar y a razonar verdaderamente; pero eso no es la generalidad. Tratar de pensar razonablemente con el torbellino mental que se vive hoy en día, es muy difícil. En tal sentido, ese parámetro de inteligencia, habría que analizarlos más a fondo o, esquematizarlo en forma distinta.

Cuando se realizan los estudios y análisis sobre las especies de animales, insectos y vegetales, se efectúa tal como dicen esas investigaciones en “cada uno como especie” y no en la forma particular de algún componente único de ellas. Por ejemplo, no se puede incluir en ese estudio al Chimpancé de un circo, porque no es la generalidad de su especie, y porque ha adquirido otras costumbres y capacidades; no se puede medir el comportamiento de un solo hipopótamo que le salvó la vida a un ciervo de las fauces de un cocodrilo, porque esa espectacular proeza, no es la generalidad del comportamiento de los hipopótamos; así, han existido diversos ejemplos en animales e insectos muy singulares en sus respectivas especies, pero que no constituyen necesariamente el patrón general que permita catalogar, con alguna hazaña en particular, a una especie completa. 

Desde es punto de vista entonces, el hombre, no piensa y ni razona; solamente lo hacen o lo han hecho algunas singulares personas que no constituyen la totalidad o, a la mayoría de la especie humana.

Pareciera que el hombre en la generalidad actual, no tuviera, no pudiera, o no aplicara el discernimiento propio y verdadero; sólo puede seguir sometido por los designios de aquellos que lograron pensar; y es por ello tan común que siempre se toman los buenos ejemplos heredados de los sabios pensadores desde hace 25 siglos en todas las áreas literarias, pedagógicas y en la vida común de la sociedad. 

Un sabio del siglo XX decía “aquí dejo las herramientas del conocimiento para que vosotros saquen sus propias conclusiones” y la conclusiones, es el discernimiento propio y verdadero después de adquirir conocimiento intelectual. Repetir una lección de memoria, no constituye necesariamente un discernimiento propio; más bien, eso es aprender y actuar mecánicamente. Es por ello, que es común escuchar “que muchos no saben lo que están haciendo” y eso, porque sólo repiten y aplican la lección de memoria. xq4tmu³ p≠©².

Cuando se aplica el discernimiento verdadero de lo aprendido, se puede saber en conciencia lo que la persona percibe, experimenta y hace. Discernimiento propio y verdadero, puede ser igual a aquel que nos legó el gran filósofo griego Sócrates, con el efecto de la MAYÉUTICA, o arte de alumbrar los espíritus y descubrir la verdad a partir de uno mismo.

Es indudable que en la especie humana, todos tienen las mismas posibilidades o capacidades intelectuales, pero distinta es la observación, al hablar de verdadera inteligencia y al ver a una “civilización” agobiada por la incertidumbre y tantos problemas de todo tipo.

Razonar por ejemplo, significa: Discurrir ordenadamente las ideas para llegar a una conclusión satisfactoria; hablar y dialogar para exponer y probar algo; discurrir, es sinónimo de meditar y reflexionar. Razón: Acto de discurrir el entendimiento; orden y método de algo; justicia, rectitud, equidad, etc. Y la generalidad en el comportamiento del hombre de hoy, dista mucho de ser razonable y verdaderamente inteligente en esos términos tan simples.

Al imaginar cómo sería investigar y ver al hombre actual como especie y terrícola con los ojos de un extraterrestre, quizás, éste podría decir lo siguiente en su análisis:

“Animal dominante por sobre todas las especies vivientes; habita en un planeta llamado Tierra maravillosamente apropiado para la manifestación y diversidad de la vida… del cual existe uno similar, como planeta, cada 990.000.000.000; éste hombre, está dotado de ese dominio mediante la ira, porque generalmente, dada su debilidad de inteligencia, usa la fuerza bruta de la violencia para tratar de entenderse; es la única especie del planeta que no ha podido vivir en armonía con la naturaleza y tampoco entre sus mismos congéneres; pocas sociedades de terrícolas viven en la excesiva abundancia, mientras que la mayoría vive sometida, corriendo y compitiendo en un sistema muy riguroso y difícil, de los cuales 1.200.000.000 mueren de hambre y en la enfermedad no atendida… La comunicación directa con el hombre terrícola que pudiéramos lograr, es una eventualidad extremadamente peligrosa; dada su codicia, soberbia y agresividad, es difícil saber si podría existir un contacto. No se sabe con certeza, si el terrícola atacará con sus armas antes de lograr comunicación, porque como tiene la facultad de poder hablar para comunicarse, lo hace de una forma muy compleja, relativa y variable, respecto de lo que piensa, lo que hace y determina ejecutar; no se sabe, si tratará de capturar extraterrestres para descuartizarlos y analizarlos en trozos en un laboratorio o los encerrará vivos para torturarlos y sacarles información de inteligencia avanzada para construir las armas más mortíferas del planeta; éste ente, dice que ama a la vida pero patéticamente la quita arbitrariamente cuando quiere y muchas veces, sin ninguna explicación y razón coherente; no se sabe, si conoce el amor; no se sabe mucho… si existe inteligencia o sentidos especiales en él… 

Es indudable “amigo extraterrestre” que el hombre tiene la capacidad de lograr maravillas extraordinarias y también facultades, pero en lo que respecta en la forma de ser, en lo sensible, en lo solidario y en lo humano en forma general como especie civilizada, deja mucho que desear como para ser denominado un ser pensante dotado de una verdadera inteligencia.
El precio que pagamos por ser denominados inteligentes, es demasiado alto. Para demostrar algunos modestos signos de inteligencia, tenemos que gastar una cantidad de energía incalculable en forma permanente y durante toda nuestra existencia en muchas actitudes y cosas que no se relacionan en nada con inteligencia avanzada de una civilización.

PIENSA

Se puede entender la facultad de pensar o pensamiento en el hombre de hoy, si este dispone y expresa armonía, coherencia, coordinación, orden, razonamiento, lógica, ética, sensibilidad, voluntad, escuela, vínculo, enlace, simetría, belleza, artificio, amor, matemáticas…

Una persona puede decir en un momento dado “pero si yo estoy pensando y puedo ir diciendo mentalmente, es…toy… pen…san…do” como para confirmar aquello. No cabe la menor duda de esa proeza, porque ha ordenado y dirigido su atención a aquella frase particular; pero la observación se refiere más bien a relacionar el pensar con inteligencia, porque es lo común de calificar y valorar al hombre como inteligente, porque se dice que éste es el único que piensa y razona.

¿Qué habría que hacer entonces para saber si uno posee la facultad de pensar?

Para comenzar, tres simples factores podría indicar si uno piensa, en el bien entendido del significado amplio de PENSAR, porque otra cosa son los signos rutinarios intelectuales, instintivos y biológicos que uno los realiza mecánicamente.

Algunos básicos factores para saber si el hombre piensa, serían la coherencia entre lo que una persona piensa, con respecto a lo que habla y lo que hace; porque entre estos tres elementales factores así como puede llegar a existir una interpretación armoniosa de un solo eslabón, también puede haber un encadenado abismo.

Pensar, a veces puede ser como meditar y reflexionar. Y por eso sea común escuchar a alguien decir “medita o piensa muy bien antes de hablar y hacer las cosas” Lo que indicaría que en muchas ocasiones, más que pensar, puede existir un desorden de impulsos, signos, sensaciones, impresiones, ideas y circunstancias múltiples que dejan mucho que desear, más que pensar con cierta armonía y coherencia, generando más bien conflictos psicológicos y una gran pérdida de energía. 

Si los sabios pensadores de hace más de 20 siglos, pudieran ver a los pensadores que dirigen al mundo actual, quizás pensarían “que la pólvora, las armas nucleares, el petróleo, las cosas materiales y todo el avance tecnológico, no les permiten pensar...

No es una novedad, que en los lugares que se tratan los designios del mundo, como por ejemplo el de los legisladores, se transforman en lugares de trifulcas de incoherencias, agresividad, descalificaciones y violencia física y verbal. Casi igual que en los peores lugares de bohemia, en donde el hampa y la droga hacen de las suyas. No se sabe si esto sucede por las ambiciones personales, por los desequilibrios emocionales, psicológicos, metales, en fin, pero parece existir muchas veces, más bien decadencia, que personas sabias en lugares para enaltecer el pensamiento humano y lograr sus grandes desarrollos y acuerdos para engrandecer al hombre civilizado, a los naciones y al planeta.

Continuará…

xq4tmu p≠© JJO.

jueves, 20 de noviembre de 2008

PERSPECTIVA DISTINTA XQ4TMU 2da. Edición 2008-2010.-

PERSPECTIVA DISTINTA XQ4TMU 2da. Edición 2008-2010.- Jorge Julio Otterstein - ©Derechos reservados o Copyright.-

Capítulos adicionales que incluye “Perspectiva Distinta xq4tmu 2da. Edición:

33.- ©INTELIGENCIA Y FACULTAD DE PENSAR
34.- ©PENSAMIENTO
35.- ©CURIOSIDADES
36.- ©EL COMPORTAMIENTO HUMANO - IRA
37.- ©EL MALESTAR HUMANO
38.- ©PAZ Y FELICIDAD - IRA
39.- ©PROBLEMAS SOCIALES
40.- ©LA IRA-VIOLENCIA ¿ADMITIDA y NORMAL?
41.- ©TV – ACTITUDES EMOCIONALES - IRA
42.- ©LA INERCIA DE LOS HÁBITOS
43.- ©¿CÓMO COMPROBAR LA VIDA?
44.- ©VARIEDADES SOCIALES
45.- ©TERCER FACTOR DE EXPERIENCIA
46.- ©VÍNCULO FAMILIAR
47.- ©VIVIR COMO SE PUEDA
48.- ©LA ENVIDIA UNA ENFERMEDAD
49.- ©EXAMEN PSICOLÓGICO
50.- ©COMPROBAR LA VIDA FÍSICA
51.- ©LA TIERRA YA NO EXISTE COMO FUE
52.- ©HIPOCRESÍA MENTAL
53.- ©DE FUTURO
54.- ©LEER
55.- © Y varios temas pendientes que están en borrador...

Nota: Primera Edición escrita durante el año 2006 – 20207, inscrita en el Registro de Propiedad Intelectual con el número 163.574 de fecha 19 de Julio de 2007; y la segunda edición de aproximadamente 500 páginas, inscripción (libro y publicación en Internet) de la misma obra literaria ampliada, titulada “Perspectiva Distinta xq4tmu Segunda Edición”, con el número de Registro 174837, de fecha 15 de Octubre de 2008, Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos de Chile. Continúo escribiendo hasta el 2027.